Reflexiones acerca de la gastronomía hondureña

miércoles, 1 de octubre de 2008

Reflexiones acerca de la gastronomía hondureña

0


Me acabo de encontrar con este
editorial de La Tribuna en el cual se tocan el tema de la perdida de identidad de nuestras comidas, empujada en parte por este ritmo de vida tan rápido que llevamos y la misma falta de conciencia de nosotros los hondureños en cuanto a lo nuestro. Cuantas veces no hemos encontrado imitaciones o versiones terribles de comidas básicas como los frijoles fritos, tortillas de paquete, sopas que son pura agua, carnes, etc, que en lo particular me provocan buscar la forma de aprender la manera correcta de hacerlas o en su defecto buscar un lugar donde se haga como "Dios manda".


Incluso la tradicional “carne asada” que continúa perviviendo en no pocos restaurantes de comida típica, deja mucho qué desear. Dentro de este plato abundan los frijoles de mal sabor, tres pequeñas tortillas trasparentes, el chismol y cuatro garfios de carne quemada que deja a los comensales mirando hacia el vacío.
En las diferentes ciudades de Honduras el fenómeno de las comidas rápidas es increíble, los podemos encontrar donde uno menos se imagina, desde pizzas hasta hamburguesas, y los pocos restaurantes de nivel medio a grande han tenido que "americanizar" sus instalaciones y comidas para poder con la supuesta demanda y exigencia del público. Pero, a mi parecer, lo que esto esta provocando es una perdida terrible de nuestra identidad y raíces en uno de los aspectos más básicos como es la comida, en lugar de hacer que la población valore y disfrute nuestros platillos nacionales, tal y como lo deberían ser.

Ademas del aspecto de identidad, si uno platica con los doctores estos claramente dirán que enfermedades como la obesidad y la diabetes infantil se han disparado hoy en día debido a que es más fácil darle a los cipotes una hamburguesa (que ni carne de verdad tiene) después de escuela que darles una buena comida hondureña.

Las pocas opciones que tenemos para encontrar esos suculentos platillos son pocas, y en su mayoría se encuentran en la calle, en las aceras y cerca de gasolineras, al instalar pequeñas, humildes y en algunas ocasiones no tan higiénicas cocinas móviles. La costumbre de poder comer comidita casera se esfuma cada día mas, debido a que tanto el hombre como la mujer deben trabajar para subsistir en este mundo que vivimos y por la falta de las famosas trabajadoras, que difícilmente se encuentran hoy en día.

Tenemos que buscar la forma de poder inculcar en nuestros niños y jóvenes un poco de sentido patrio, y no solo es cuando la selección juega, sino que podemos hacerlo día a día, solamente con llevarnos a la boca un bocadillo nacional, hecho con amor, calidad y orgullo catracho.

Comments 0 comments

Acerca de

Janpedrano
Originario de San Pedro Sula, Honduras pero viviendo en el exterior, mi blog intentara dar a conocer un poco más mi ciudad y mi país. Born in San Pedro Sula, Honduras but living abroad, my blog will try to give you an insight of both my city and my country.

Suscribirse a Janpedrano Blog vía RSS

Sigue a @janpedrano en Twitter

Hazte amigo de @janpedrano en Blipea

Publicidad

RSS en Honduras en Positivo

RSS Ultimos artículos

Categorias

Lo más leído

RSS Comentarios Recientes

Tráfico en vivo